Bienvenidos a UrbanFooding

" Siempre tenemos que tener la mente abierta a nuevos cambios" Juan Mari Arzak





martes, 21 de diciembre de 2010

Las Choupas de mi Madre

Otro de mis especiales recuerdos culinarios de la infancia es el Guiso de Choupa con Patatas.



Como cambiamos nuestros gustos, mi recuerdo me lleva a los sábados, otoño-invierno, en La Coruña, menú del mediodía guiso de choupa. Aunque lo comía no creáis que era santo de mi devoción. Pero ahora es diferente, mi madre ya no lo prepara pero mi suegra sí y... exquisito un guisote sublime.

El guiso de choupa es un plato muy sencillo, económico y típico de la cocina marinera gallega. La choupa, cenicienta de la familia de los cefalópodos, tiene un sabor mucho más intenso que el calamar y mayor consistencia, que se vence con una cocción lenta y prolongada.

En otros lugares de España se le llama Pota, aunque yo no tengo claro que sea lo mismo (si alguien me puede sacar de este aprieto...) En cualquier caso si puedo elegir siempre me decanto por Todaropsis Eblanae (hoy en día en casi todas las pescaderías de cierto nivel conocen el nombre científico).


Este guiso también lo podrías hacer con calamar o sepia, pero os resultaría más caro y mucho menos sabroso.

GUISO DE CHOUPA CON PATATAS

Ingredientes

1Kg. Choupa (Todaropsis Eblanae)
2 dientes de ajo
I cebolla grande
1 tomate maduro
1 vaso de vino blanco (Ribeiro o Albariño)
1/4Kg. guisantes (opcional)
laurel
patatas (cantidad al gusto)
1 cucharada sopera de harina


Limpiad bien las choupas, piel y tripas (podeis pedir a vuestra pescadera o  pescadero que os las prepare) y trocead. A mi personalmente me gusta cortar en tiras anchas el cuerpo y dejar los tentáculos enteros o cortados en dos. Reservad.

Poned en una cazuela un poco de aceite y pochad el ajo y la cebolla que previamente habremos troceado muy finamente. Una vez que estén pochados añadid el tomate pelado y despepitado. Dejad que reduzca el agua que desprende el tomate.

Echad la choupa y dorad junto con la harina y el pochado de ajo, cebolla y tomate.

Añadid el vino, una vez evaporado el alcohol cubrimos con agua y dejamos que las choupas se vayan haciendo lentamente (en el caso de que nos gustasen los guisantes los pondríamos en este momento a cocer).

10 ó 15' antes de que las choupas esten llegando a su punto de cocción, añadimos las patatas cortadas en gajos. Si vemos que la salsa ha expesado en exceso incorporaremos un poco más de agua.

Rectificad de sal, poner una buena cantidad de perejil picado y dejad reposar unos minutos. Para mi gusto este guiso gana enteros de un día para otro.

Podeis substituir las patatas por arroz en blanco..., xa non é o mesmo, onde estea a pataquiña,... perdonad esta licencia de un gallego. Para los amantes del picante podeis incorporar durante el pochado unas rodajas de guindilla, pero no os paséis, la choupa tiene un sabor tan intenso que no hace falta ningún potenciador.



Probadlo!!!! Se que no os vais a arrepentir.









2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es impresionante de rico. A mi
también me trae recuerdos de mi infancia. Mi madre lo hace casi igual... Pero no exactamente. No le pone
Harina ni tomate, le pone pimiento y pimentón. Cuando lo hace de patatas la corta quebrada para que el guiso espese y si las pone con arroz, lo añade después de guisar la choupa y antes de agregarle el agua. Queda un arroz rojo buenísimo.

Anónimo dijo...

Mi madre lo hace con la receta del comentario anterior (soy de Ourense y ¿¿¿¿quizá sea receta del interior????), pero este domingo he querido hacerlo de esta manera y buscando he encontrado tu blog... después de lo rico que ha quedado lo visitaré a menudo!!! Solamente que al añadirle la harina se me pegó un poco, pero reaccioné a tiempo, lo cambié de "pota" y listo.
Carmen