Bienvenidos a UrbanFooding

" Siempre tenemos que tener la mente abierta a nuevos cambios" Juan Mari Arzak





miércoles, 10 de diciembre de 2014

Patatas a la riojana...con un toque galaico

Hace unos años sería raro en mi blog ver una receta de corte totalmente tradicional. Debe ser la edad que me afecta, jejejeje, pero hoy os presento este clásico de la cocina española...eso sí con un toque de Galicia, mi tierra.

Ingredientes

400 o 500grs de patatas de Coristanco (La Coruña)
4 Chorizos picantes de Galicia (Chourizos)
1 Cebolla gallega de Betanzos (La Coruña)
1 ó 2 dientes de ajo
2 hojas de laurel
3 Pimientos verdes
2 Pimientos choriceros o 1 bote de pulpa de choricero
1 Cayena (opcional)
Sal
Pimentón Picante (o dulce)
AOVE

Preparación

Preparemos la "mis en place". Cortamos nuestra cebolla y ajo fino. Pelamos y cortamos las patatas en trozos procurando arrancar antes de terminar el corte (en Galicia decimos "escachar"). Con esto conseguiremos que durante la cocción la patata libere el almidón y obtengamos una salsa con mejor cuerpo. Cortamos el chorizo en rodajas gruesas. Yo, personalmente, corto el pimiento en trozos grandes, me gusta que se vea su color verde contrastando con el rojo de todo el plato.

Ponemos los dos pimientos choriceros a hidratar, salvo que la opción sea la pulpa.

En una olla vertemos el aceite y sofreímos la cebolla y el ajo poniendo un poco de sal para que suden y ayudemos en su cocción. Cuando haya transparentado ponemos el pimiento. Dejamos sofreír por unos 3 o 4 minutos, y es cuando incorporamos el chorizo y el pimentón picante removiendo con cuchara de madera para que se impregne de todos los sabores que ya hay en la olla. Debemos tener cuidado, pues se nos podría quemar el pimentón dejando un regusto amargo muy desagradable.

Este es el momento en que ponemos las patatas rehogamos un par de minutos y cubrimos con líquido. Yo me decanto por el agua por la potencia que tiene ya este plato, pero si queréis utilizad un fondo de carne suave o de verduras. Levantamos el hervor a fuego vivo, dejamos cocer un par de minutos.

Reducimos el fuego, incorporamos el laurel y la pulpa de pimiento choricero. Cocemos durante 20 o 25 minutos... o hasta que las patatas estén tiernas.

Rectificamos de sal. Comprobamos el espesor de la salsa, si está muy líquida podemos hacer un poco de puré con patatas e incorporar, si está demasiado espeso, añadir agua.

Dejamos reposar.

Presentación

En plato hondo, eso sí, con una buena hogaza de pan, porque están para mojar y no parar.

Calorías a tope para un invierno frío.



No hay comentarios: